Esto si que es versatilidad. Con la silla baja Oz no tendrás problemas a la hora de cambiar la decoración o el color de las paredes.

Como si de un libro se tratase, las capas de tela pueden “pasarse” y elegir un color u otro. Según la decoración, según la situación o según el día, porque hay días que estamos más alegres y nos apetecen colores vivos, y otros días es todo lo contrario. Incluso puede ser bicolor Las diferentes capas son de fieltro de varios colores (rojo, negro, naranja, azul….) adheridas a una estructura de acero blanco lacado. Una gran idea.

Más información: Cate&Nelson

Vía: Redecorando