Hace no de demasiado tiempo, ver una cocina o un baño decorado con papel pintado era prácticamente imposible. El motivo es muy simple: cuestión de higiene. Limpiar las baldosas era mucho más práctico que cualquier tipo de papel, además el papel pintado necesariamente había que cambiarlo mucho antes que las baldosas.

Los tiempos han cambiado… Y ahora, el papel pintado está de moda, especialmente en habitaciones húmedas como la cocina y el baño. La tecnología ha avanzado… Y gracias a ello tenemos al alcance de nuestra mano nuevos materiales que hacen posible la innovación también en la decoración.

papel pintado en el baño

Hoy por hoy encontrar papel pintado lavable y resistente a la humedad es muy fácil. De hecho, es posible encontrar este tipo de papel en infinidad de colores, diseños y estampados en cualquier tienda especializada en decoración de interiores.
Normalmente, este tipo de papeles pintados están impermeabilizados con una capa de acetato de polivinilo. De esta manera el papel no es susceptible a la humedad y no la absorbe.

Otra de las ventajas que ofrece el papel pintado es su fácil instalación. Colocar el papel pintado en la pared es una tarea sencilla que puede realizar prácticamente cualquiera, lo que supone que, si los deseas, puedes ahorrarte la mano de obra y colocar tú misma el papel pintado en tu baño o cocina.

Por último, en lo que a estética se refiere, el papel pintado, colocado en espacios en los que es poco habitual como lo puede ser el baño o la cocina, es capaz de crear un impacto e interés visual difícil de lograr si se decora la pared con otros materiales.

¿Te gusta esta tendencia? ¿Te animas a decorar tu baño o cocina con papel pitado?

  • Doris torres

    Hola quisiera recibir informacion de decoracion los felicito por toda la informacion que tienen