Cuando deseamos volver a pintar un mueble porque su color se desgastó del uso o quizás porque no nos guste su color o simplemente porque lo compraste y se deterioró su barniz o no te gusta en ese color madera…. Sea por la razón que sea en este artículo te mostramos una forma sencilla de  preparar un mueble de madera para ser pintado.

11044_218756986672_204066561672_3621208_6937407_n

Primero, y antes de nada lavaremos muy bien los acabado en madera. Esto lo haremos con una solución que lleva fosfato trisódico; daremos bien en la superficie a pintar y luego lavaremos con agua.

Después rasparemos, con cuidado, toda la pintura del mueble. Todos los residuos deben salir fuera, la madera que encontremos muy astillada se debe despintar por completo.

El siguiente paso tapar todos los pequeños agujeros o arañazos que pueda tener el mueble. Para ellos es conveniente  utilizar una espátula, esta nos ayudará a aplicar el sanador de látex para madera o masilla para los agujeros de los clavos, melladuras y otras áreas dañadas.

pg7

Por último lijaremos las superficies hasta que quede suave al tacto. Depende del mueble utilizaremos una lija de grano más grueso o algo más fino. Después de esto limpiaremos bien la madera con un paño.

Hogar031

Cuando este seco el mueble y bien lijado procederemos a pintarlo del color que más nos guste.

Compartir
Artículo anteriorLa creatividad a la mesa en está Navidad
Artículo siguienteDespacho en casa… con una pincelada de color
Silvia Martínez Casares

Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria… etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida!
Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)… entre muchas otras cosas!