Las puertas correderas son una buena idea para ahorrar espacio en lugares donde los metros escasean y se les puedan dar muchos más usos de los que conocemos. Por ejemplo el que se aprecia en la imagen.

Es un vestidor de la empresa francesa Kazed creado en una esquina de la habitación que se cierra con dos puertas correderas. Pueden estar abiertas o cerradas, pero abiertas dan sensación de mayor espacio y cerradas conforman un amplio y cómodo vestidor creado sin necesidad de levantar tabiques.

No hace falta irnos hasta Francia para conseguir puertas correderas ya que en España podemos encontrar muchas empresas que las hacen y de muy diversos tipo. Solo es cuestión de encontrar la que más se ajuste a nuestra necesidades y a nuestro presupuesto.

Vía: DecoraHOY