En la línea de los radiadores que cumplen también una función decorativa hemos encontrado estos asombrosos y dulces radiadores, formados por flores que se puede ensamblar en función del espacio y la estética.

Se trata de un radiador modular con tecnología LED, de manera que decora, calienta y además consume poca energía. La luz se esconde inteligentemente detrás de la flor proyectacto una luz indirecta, que puede ser en varios colores y tonos, y creando un efecto de cromoterapia.

La estructura está creada en aluminio troquelado, lacado en colores en función del modelo, y se puede escoger entre una instalación eléctrica o hidraúlica. Con este modelo de la empresa italiana Hellos podrás crear un radiador completamente a tu medida, y con un gasto energético muy inferior al habitual.

Más información: Hellos

Vía: Trendir