Cautivadores. Es la palabra que me viene a la cabeza al ver estos diseños de Steve Cambronne. Llenos de color y alegría, y sobre todo impregnados de un aire retro innegable.

Son relojes de pared realizados en metal que da forma a auténticas esculturas. El diseñador ha estado mucho tiempo trabajando en esto modelos a los que ha conferido colores vibrantes y reminiscencias de épocas pasadas.

Dependiendo del tamaño y el modelo el precio puede variar de 99 a 190 €, y si te gustan no pierdas tiempo porque ya hay algunos modelos vendidos.

Más información: Steve Cambronne

Vía: Furniture Fashion