La tecnología y el diseño cada vez conviven con más armonía hasta el punto de que los aparatos tecnológicos pueden pasar perfectamente por un objeto decorativo. Ese es el caso de este reproductor de audio de madera. Bueno, exactamente no es de madera, sino forrado con madera.

Pero esta no es su única peculiaridad. Quizá lo que más sorprende es la técnica de reproducción. El disco no se introduce completamente en el reproductor, sino que la mitad permanece fuera, permitiendo así ver el disco mientras se está reproduciendo. Este hecho en combinación con la madera produce un peculiar “efecto talado” que parece simular como la madera está siendo serrada.

Para no desentonar dentro de esta estética rústica no se permite la existencia de cables y por ello el reproductor funciona con baterías y los altavoces son inhalámbricos. Los botones del reproductor también pasan prácticamente desapercibidos.

Más información: Idealist

Vía: The Design Blog