Decorar una casa no es barato y cuando la economía aprieta suele ser una de las cosas que dejamos para más adelante. Por eso, en este post te damos algunos truquillos para que consigas buenos resultados de decoración a un precio increíble.

Tiestos forrados con cuerda

Una de las cosas que más decoran y no suelen ser muy caras, dependiendo del ejemplar que nos guste, son las plantas. Pero en ocasiones queremos un tiesto que se salga un poco del típico recipiente de plástico marrón o negro y ahí los precios pueden llegar a ser altísimos dependiendo del material.

Sin embargo, puedes crear un tiesto con un simple bote. Por ejemplo, si se trata de una plata grande, puedes usar un bote de pintura, pero para que no parezca que tu casa todavía está de obras, puedes forrarlo con cuerda y le darás un aspecto rústico interesante. Otra opción es acudir a una papelería y comprar un papel italiano de calidad. Los hay realmente preciosos, aunque en este caso con el tiempo acabarán deteriorándose debido a las salpicaduras cuando riegues las plantas.

Una cesta para las revistas, mantas y los mandos de la tele

En vez de comprar un pequeño mueble revistero, una cesta de mimbre puede hacer las veces del mismo como solución de almacenamiento de tu sala de estar. En ella, puedes guardar las revistas pendientes de leer, los mandos de la televisión y otros aparatos y la mantita que usas en invierno para pasar las tardes viendo películas.

Un frutero como centro de mesa

Si las condiciones climáticas lo permiten y consumes suficiente fruta como para no guardarla en el frigorífico, puedes usar el frutero como centro de mesa. Será un elemento de decoración que además cambiará a lo largo de las diferentes estaciones del año y la fruta al no estar fría, tendrá mejor sabor.

También te puede interesar:  ¿Tienes humedad en casa? Vamos a intentar solucionarlo

Si eres de los que guardan la fruta en el frigo, puedes sustituir el frutero por una bandeja con frutos secos como nueces y avellanas. Le darán un ambiente natural y agradable a cualquier mesa que tengas en la casa.

Las velas

Las velas no necesitan ser muy elaboradas y caras para decorar. Simplemente jugando con las combinaciones de tamaños, unas velas básicas te pueden dar mucho juego. Enciéndelas cuando tengas visitas y verás que generan un ambiente especial.

Decorar una casa no tiene por qué ser caro. Simplemente hay que mirar un poco más allá de la utilidad de las cosas para combinarlas. Pero si vas a comprar algo, te recomendamos que sea de una calidad mínima y que te guste realmente, para que sea duradero y no tengas que volver a gastar. En muchas ocasiones por no gastar tanto dinero, acabamos comprando productos que no nos convencen y, con el tiempo, volvemos a comprar otra cosa, para quitar aquello que compramos en primer lugar, así que mejor evitar ese doble gasto. Si por lo que sea necesitas financiación, aquí puedes consultar los mejores préstamos personales gracias a Matchbanker, que también gestiona el comparador danés  fair-laan.dk.