Siempre me ha gustado mucho la jardinería y pensaba que cuando me independizara tendría mi jardín con un pequeño huerto dónde cultivar todo tipo de verduras. Pero claro ahora tengo un piso y claro no tengo jardín, pero tengo una terraza, aunque de reducidas dimensiones.  Y pensé que podría cultivar unos tomates en una maceta, pero claro no se cultivan igual, porque tienen poca tierra.

Y entonces un amigo me comentó que hay mesas de cultivo no demasiado grandes que según las dimensiones, igual me cabían en mi terraza y me puse a investigar a ver qué encontraba. Y encontré la Table-Potagère, que es como tener tu pequeño huerto en una mesa,  al alcance de la mano.

Esta mesa de cultivo tiene un diseño muy compacto, y debido a su reducido tamaño incluso lo podrías poner en un balcón. Además su diseño es muy innovador ya que combina acero inoxidable con madera robinia,  y es un diseño de Gaëtan Coulaud y  Ludovic Avenel, aunque su edición le corresponde a Les Ateliers Ouverts.
Pero fijaros cómo son las cosas, que buscando mesas de cultivo he encontrado otra mesa también muy interesante, se llama Horturba, y existe en varios tamaños, y además su patas son regulables para que puedas poner tu mesa de cultivo a la altura que más te guste.Pero además tienes la ventaja de que existen multitud de accesorios para esta mesa, como pueden ser el kit de bambú para emparrar tus cultivos, o la malla de sombreo, o la mala térmica. Es una mesa más completa y además tienes más modelos dónde elegir.

Pero además esta mesa te ofrece la posibilidad de ponerle ruedas a las patas, para que puedas orientar la mesa de cultivo hacia dónde tú quieras.

Yo aún no me he decidido porque estoy buscando más opciones, aunque cualquiera de estas dos mesas quedarían bien en mi terraza. Pero seguiré buscando opciones a ver qué cosas encuentro. Así que ya os contaré.