Cuando vi los diseños del británico Jason Taylor me vinieron imágenes de mi infancia. Recordé cuando mi abuela me decía cómo le gustaba lavar la ropa a “la antigua”. Me contaba que en aquel viaje que había hecho a Colombia para a visitar a mis padres recién casados, se quedó fascinada con el lavadero que tenian en la finca. Desde aquel lavadero, situado en la parte de atrás de la casa, se escuchaba un río. El agua que salía del grifo, me decía mi abuela, salía con fuerza, y había una gran piedra  donde se restregaba la ropa con un cepillo de madera y cerdas amarillas, y se usaba jabón con olor natural, como el Marsella que conocemos en España, pero que allí, cosa extraña, era azul. Restregar era la mejor manera de quitar las manchas.

Por eso es que cuando descubrí el banco de madera Scrub Together (freguemos juntos), me vino todo esto a la cabeza. Se trata de un banco de madera sencilla, con líneas levemente sinuosas, inspirado claramente en un cepillo de los utilizados antiguamente para limpiar el suelo o lavar la ropa. La parte inferior está decorada con piezas de plástico blando que recuerdan los pelos del cepillo.

banco cepillo

Está claro que el diseñador juega con la imaginación de los usuarios, proponiendo además la idea de sentirse un enanito en un mundo de gigantes, donde un cepillo sirve de banco para descansar y dejar los pies colgando en un país semejante a Liliput.
El Scrub Together fue diseñador en el año 2003 y aun hoy puede ser adquirido a través de la página web oficial de su diseñador.

http://www.jasontaylor.co.uk