Personalmente prefiero los espacios en los que entre al menos algo de luz, y sobre todo para los espacios de trabajo. Ver un rayo de luz te hace sentir dentro del mundo aunque estés inmerso en una vorágine de trabajo o estudio, pero si no existe la oportunidad de tener un rincón iluminado, hay otras opciones para sacar espacio de donde no lo hay. Por ejemplo: es fondo del pasillo.

zona-trabajo-pasillo

Muchos pisos tienen largos pasillos que a menudo acaban en zonas muertas que se pueden aprovechar. Tanto solo hace falta poco más de un metro para instalar un escritorio con algunos estantes, espacio para el ordenador y una silla. Así de sencillo. En esta imagen que hemos encontrado en decoracion.trendencias.com se aprecia como el espacio es aprovechado, además en este caso con la ventaja de tener una ventana en el lateral.

Incluso, se me ocurre que si queremos cerrar el espacio podemos instalar un biombo tras el escritorio y así estar un poco más aislados en los momentos en que se necesita el silencio y la concentración.