El minimalismo es un estilo artístico que surge a finales de la década de los años 60 en la cuidad de Nueva York, pero sus orígenes están anclados en Europa, en las primeras ideas del arquitecto alemán Ludwig Mies Van Der Rohe, uno de los arquitectos más reconocidos importantes de este siglo.

La decoración minimalista está influenciada por el diseño y arquitectura japonés, y en menor medida, del De  Stijl.

El estilo de decoración minimalista se caracteriza por su sencillez,  orden y la simplicidad de sus formas. A continuación os presentaremos 10 consejos para una decoración minimalista de primera

1. Uso del color blanco

La decoración minimalista suele utilizar colores puros, con fondos o superficies monocromáticas. Los tonos suelen ser suaves, pero predomina el color blanco por encima de todos. El color blanco da sensación de amplitud y da una grata sensación de confort.

 

2. Uso de materiales poco manipulados

Los materiales de construcción de la casa, y los materiales de los muebles que tengamos en el interior, para dar una ambientación minimalista al espacio tendrán que ser de madera, cemento liso, alambre de acero o piedras normalmente poco manipuladas.

Fuente: pinterest.com
Fuente: pinterest.com

3. Da prioridad al todo sobre las partes

Para tener una decoración minimalista de primera se tendrá que dar prioridad al todo sobre las partes, es decir, para que el espacio tenga armonía visual se deberán de complementar los accesorios que se encuentren de manera que se vea todo como un conjunto que está perfectamente combinado y que todos los elementos encajan en el lugar, y todo sea una unidad.

 

4. Evita el uso de muchos accesorios

La decoración minimalista está caracterizada por la eliminación de los elementos sobrantes y la ausencia de ornamentos, ya que se rinde culto a lo esencial. Solamente se deberá de dejar lo necesario, para que se pueda observar sencillez, síntesis y sobriedad.

Fuente: fiaka.es
Fuente: fiaka.es

5. Da pequeños toques de color

Para crear contrastes cromáticos deberás de introducir pequeños toques de color, y los más característicos en la decoración minimalista son los colores oscuros como negro, marrón oscuro. Puedes dar algún pequeño toque de color rojo o anaranjado en pequeñas proporciones.

 

6. Procura tener espacios amplios

El tener espacios amplios, sin exceso de decoración suele ser bastante funcional, y hace la vida más fácil. La amplitud de los espacios también se logra en espacios no muy grandes, ya que debido al poco uso de accesorios y muebles, el espacio da la sensación de que es más grande de lo que realmente es.

Fuente: pinterest.com
Fuente: pinterest.com

7. Uso de textiles lisos y simples

Evita el uso de estampados, ya sean florales, de topos, y procura que los textiles sean lo más simples posibles, lisos, de un solo color y sin decoración excesiva. La decoración minimalista opta por la simplicidad de las formas.

 

8.Da protagonismo a la fachada

La fachada tiene que tener al igual que el interior una depurada arquitectura, con una ordenada simetría y un diseño esbelto y concreto. La geometría es rectilínea y hay una gran precisión en sus acabados.

Fuente: archello.com
Fuente: archello.com

9. Da protagonismo a la luz exterior

Los grandes ventanales son un elemento imprescindible en la decoración minimalista, ya que deja entrar toda la luz del exterior, y el paisaje en el que se encuentre la casa será un elemento más de la decoración de la casa. Además la complementariedad de la luz solar con los espacios de color blanco darán una mayor sensación de amplitud al entorno. Los espacios resaltarán por su estética elegante que cede todo el protagonismo a la luz exterior.

 

 

10. Todo siempre ordenado

El orden es muy importante dentro de una decoración minimalista, y se pretende que los espacios estén despejados y desprendan serenidad, para así dar una sensación de confort y sean lugares tranquilos y acogedores.

 

 

Crea espacios únicos e irrepetibles a través de la decoración minimalista. ¿Qué opinais de este estilo de decoración?