Viví en una casa que tenía un patio de sesenta metros cuadrados. Cuando la elegí pensaba llenarla de macetas gigantes una pérgola,  muebeles de jardín de teca y tumbonas con cojines blancos como zona chill out. Sin embargo la casa estaba situada en una ciudad muy fría y ventosa, cuyo verano duraba poco menos de un mes y no compensaba el gasto. Además, los amigos escaseaban, y al final llegué a la conclusión de que lo mejor del patio era que el perro estaba a sus anchas y no necesitaba apenas sacarlo de paseo.

Me quedé con las ganas de decorar una superficie de esas. Siempre que veo anuncios de venta de casas y elijo las que tienen patio o terrazas, y empiezo a fantasear. Además, como me gustan las manualidades, también se me va la cabeza pensando en cojines, y cortinas de pérgolas, en mantelitos primaverales a juego con la manta del picnic, en fin. Se me va la cabeza.

puzzle-piece-garden-bench
Todo esto viene a que, buceando por internet, dí con http://sanctuarygardensdesign.com/. Se trata de una empresa de diseño de jardines situada en Los Ángeles, que también ofrece mobiliario de exterior. Allí encontré estos curiosos bancos en forma de puzzle que sencillamente, me habría encantado tener e  un rincón de aquel patio del ciudad fría y ventosa. Le habrían dado un toque juguetón, distinto, incluso entrañable. Están elaborados con madera resistente a la inclemencias del clima, lluvia,  nieve y sol abrasador del verano. Sólo precisan, como cualquier mueble de este tipo, de una capa de barniz al año como mantenimiento, y se pueden adquirir por piezas, con lo cual se puede completar una larga hilera de banco con el divertido diseño.