5 sencillos gestos para ahorrar energía en Navidad

Este año, por culpa de la pandemia del Covid-19, la Navidad será algo diferente. Estaremos más tiempo en casa, por lo que también aumentará el consumo energético. Debido a esta situación, es importante realizar todo lo que esté a nuestro alcance para mejorar nuestra eficiencia energética y de esta forma que la factura no se dispare, además de ayudar a cuidar el medio ambiente. Debido a su importancia, desde TÜV Rheinland, acaban de publicar cinco sencillos gestos que nos ayudarán a ahorrar energía en Navidad.

Incorporar luces LED a la decoración navideña

Desde hace algunos años, las luces LED vienen sustituyendo a las bombillas incandescentes. Está comprobado que estas luces consumen mucho menos energía que las otras. Por este motivo, es importante utilizar este tipo de alumbrado en las decoraciones del Árbol de Navidad o del Belén. Esto se puede traducir en una notable reducción del consumo energético.

Contar con dispositivos con etiqueta A+++

Los equipos con esta categoría tienen un mejor rendimiento energético. Durante la Navidad se hace un uso más intensivo de electrodomésticos y dispositivos electrónicos lo que puede disparar la factura de la luz. Invertir en equipos con etiqueta A+++ tiene una reducción de los costes energéticos, así como un mejor cuidado del planeta.

Vigilar la temperatura de los frigoríficos

En los días festivos, las neveras se llenan de productos para disfrutar de las cenas de Navidad. Estos equipos consumen hasta un 30% de la electricidad de los hogares por lo que asegurar una correcta regulación de la temperatura tiene un impacto directo en el medioambiente. La temperatura ideal para un funcionamiento óptimo de los frigoríficos es de 4ºC en la nevera y -18ºC en el congelador.

Garantizar el aislamiento térmico y acústico

Las ventanas y puertas son lugares por los que se pierde mucha energía de las viviendas. Actualmente, existen materiales que minimizan estos escapes de tal forma que se reduce, por ejemplo, el uso de la calefacción.

Regular la temperatura de las viviendas

Junto al uso del frigorífico, el consumo de calefacción es el más elevado durante las Navidades. Para hacer un consumo responsable y eco-friendly se recomienda instalar un termostato capaz de regular de forma automática la temperatura de todas las estancias de la vivienda. Una vez se alcanzan los grados que hacen de la vivienda un lugar confortable para los inquilinos, se detiene el uso de la calefacción.