Seguro que muchos, especialmente las mujeres, tenemos en la cabeza la imagen de la película “27 vestidos” en la cual la protagonista intenta inútilmente cerrar su armario del que cuelgan un montón de vestidos de dama de honor con su correspondientes accesorios. Si no la has visto, te recomiendo que veas esa escena, ya que todos en algún momento nos sentimos identificados con ello, ya sabes a lo que me refiero, un armario que a más ropa compras, más pequeño te parece.

Y es que no todos podemos tener un armario tan grande como Carrie Bradshaw y es por eso que hoy te traigo un post con algunas claves para remediar los problemas de espacio y almacenamiento típico con el que nos encontramos en el armario cada vez que cambiamos de temporada.

En primer lugar es importante algún sistema para mantener los zapatos en orden, para eso  te recomiendo un sistema que te permita tenerlos todos a mano pero evitando que cojan polvo. Un zapatero extraíble extensible es lo mejor que puedes escoger aunque si te das un paseo por Ikea, lo mismo encuentras otro tipo de sistema.

Lo mismo que con los zapatos puede pasarte con los portacorbatas  es que puedes encontrarlo de diferentes maneras, desde uno que da vueltas a uno lateral extraíble que te permite colgar corbatas y cinturones. Es recomendable que antes de comprarte uno te enteres bien de la colocación y de si es viable su instalación en tu armario.

Fuente: Semana económica
Fuente: Semana económica

Por último tenemos un cuelga paraguas, personalmente es algo que no se me había ocurrido antes, pero que bien pensado es una buena idea, especialmente para las estaciones del año en las que menos llueve. Este accesorio te permite tener todos tus paraguas en orden cada vez que abras la puerta del armario.

Fuente: Hogar útil