Hoy os propongo ocho ideas para evitar la acumulación del polvo, de forma excesiva. Una cosa es cierta, además de limpiar, debemos favorecer a la misma ensuciando poco. Manteniendo el orden, limpiando periódicamente y evitando ciertas cosas, comprobaremos que el polvo no se acumula tanto.

limpiar el polvo

La acumulación de polvo depende también de la zona donde vivamos, además de muchas otras cosas. Para evitar que se acumule son buenas algunas ideas. Una de ellas es barrer la entrada de la casa, además del resto del suelo, el abrir y cerrar la puerta, descalzarnos o entrar con los zapatos de la calle y demás hará que se acumule mucha tierra y polvo en esta zona. Esto deberemos hacerlo de forma periódica.

Otro consejo es sacudir bien el felpudo de la entrada, también el de las alfombras donde hay gran acumulación de muchas cosas. Una vez al mes puedes lavarlos, para evitar esto.

Mantener a raya el calzado de la calle es una estupenda solución para evitar más suciedad en casa. Intenta tener un lugar a la entrada para colocarlos y luego quédate descalzo o ponte las zapatillas de casa.  Intenta hacer de esto una costumbre.

Cuando comiencen las épocas de lluvia, procura tener siempre un paragüero cerca de la entrada para no introducirlos en casa y que dejen rastros de agua y suciedad.

Es muy importante, si tienes mascotas en casa, limpiar las patas de las mismas, después de llegar de la calle. Cepíllalas de forma habitual, así evitarás en cierta media, que haya excesivos pelos sobre el suelo, muebles, sofás… etc.

A veces no tenemos tiempo para limpiar y algunos lo hacemos de noche. Al no ayudarnos de la luz natural, hay cosas que no veremos bien por lo que probablemente las dejaremos con el mismo polvo que el que tenían.

También te puede interesar:  Una idea original para decorar la mesa

Si tu casa tiene muchos complementos y adornos, procura que no se acumule el polvo. Intenta, de forma habitual limpiar las figuras, piezas, las velas, jarrones… Una idea es no tener demasiada acumulación de objetos.

Por último os recuerdo la importancia de cepillar y cuidar los tapizados y las telas que tengas en casa. También cogen mucho polvo, puedes sacudir o cepillar sofás, lámparas de tela o lo que tengáis. Recuerda la importancia de ventilar tu hogar todos los días, sobretodo cuando vayáis a limpiar el polvo.

foto: webmd