Cuando decimos que la comida de un restaurante es “a la carta” significa que podemos elegir la comida que queramos, siempre y cuando esté dentro de la carta alimentos. Esta expresión se utiliza en muchos más aspectos y así, por ejemplo, esta minicocina modular que llama “A la carta”.


El motivo ya os lo podéis imaginar pues nosotros mismo podemos colocar y combinar cada uno de los módulos como prefiramos. Según vemos en las imágenes consta de cuatro conjuntos modulares que en conjunto crean una cocina totalmente equipada con vitrocerámica, encimera, cajones y armarios para almacenamientos, fregadero, etc….

Los módulos se pueden disponer de varias formas, ya que sólo tenemos que tener en cuenta la instalación de luz y agua. Contra la pared, en forma de isla, haciendo una barra que las separa de otra estancia…. como prefieramos, nosotros mandamos en el resultado final.

Además incluye también algún accesorio que se adapta al diseño como una tabla de madera para cortar comida o un pequeño terrario para plantar especias que luego podremos utilizar en la cocina.

Vía: The Design Blog