Las frutas frescas son una buena fuente para decorar su cocina. No sólo añadir colores a cualquier cocina, pero también le dan una sensación de vitalidad. Puedes decorar la fruta, ya sea en una cesta bonita o una bandeja.

Otra forma de decoración de frutas es para llenar un jarrón de cristal de altura con un solo tipo de fruta como manzana, limón, mango, naranja, o cualquiera de tu fruta favorita. Un buen plato de porcelana, también se puede utilizar con frutas de colores agrupados en fila con el verde para hacerla más atractiva.

Aparte de estos consejos de decoración, hay muchos diseños que podrían darle a su cocina un nuevo aspecto, como estanterías, cortinas, cestas colgantes, armarios, y muchos más. Depende de dónde efectuar modificaciones y qué conservar. Lo básico es hacer de tu cocina un lugar maravilloso y encantador donde puede pasar el tiempo agradablemente.

Fuente: ártico en casa