Si te encanta Halloween y quieres incluir, este año, a los más pequeños de la casa -en la decoración de tu hogar- nada mejor que realizar esta simpática piñata. Con la forma de una curiosa calavera, es ideal para celebrar una fiesta de Halloween infantil. 

Los materiales que necesitamos son un globo, harina, agua, sal, periódicos, hilo, pintura en color blanca y un rotulador negro. Para comenzar inflamos el globo y lo dejamos a un lado. 

Ahora toja un recipiente y mezcla una parte de harina, dos de agua y un poquito de sal. Remueve bien la mezcla hasta preparar un pequeño engrudo. Este engrudo o pasta la adherímos al globo cubriendo toda su superficie.

Ahora coge el períodico y forramos el globo -con tres capas de periódico- se pegará muy bien gracias al engrudo. Intenta alisar la superficie con las manos y dejamos que seque bien durante 24 horas. Tenemos que acordarnos de dejar una zona del globo sin cubrir, pues esta servirá para rellenar por dentro la piñata con caramelos.

Cuando haya secado bien, hacemos unos agujero en la zona superior del globo -donde haya periódico- de esta forma servirán para poder atar una cuerda y colgar el globo.  Repetimos el procedimiento anterior con otras 2 ó 3 capas más de periódico, y vuelve a dejar secar.

Cuando tengamos seca la segunda capa de la piñata, volvemos a hacer otra capa, esto sirve para endurecer la cara de la piñata y así poder meter más cantidad de dulces. Para acabar y, una vez seca, pintamos la piñata en color blanco y dejamos que seque, pinta la cara de la calavera con ayuda de un marcador negro. 

Pincha el globo que tenemos dentro y lo sacamos por la zona que hemos dejado sin cubrir de papel. Ahora que tenemos una forma de calavera hueca, ya podemos introducir todos los dulces que queramos… y a disfrutar!