Tengo un carácter amable, afable, amigable, soy buena escuchando y también opinando sobre lo que requiere mi consejo. Siempre respondo a las preguntas a pesar de que algunas resultan imposibles de contestar correctamente. Saludo, me despido, felicito, acompaño y doy ánimo. Soy buena madre, buena esposa, buena hija y buena amiga y no soy irritable. O, debo recalcar, no me irrito sino con el sonido del timbre de mi casa, del de los vecinos, el de las de las bocinas de los coches, del móvil, del teléfono fijo, de las alarma. No soporto los puntillosos, subidos de tono y estrepitosos pitidos que reclaman tu atención con la delicadeza de una bofetada en la cara.

Para poder hacer frente a este problema con el que me enfrento todos los días y gracias a que soy fanática de la música he optado por llevar cascos y, en lugar de soportar ruidos agresivos, dejo que alguna cantante de jazz me cuente historias de amor al oído o que algún grupo inglés ponga su rock en mi mente.

SCL2K

Una excelente opción para lograr escuchar solo tu música son los auriculares aisladores de sonido SCL2K SHURE que gracias a su diseño ergonómico se adapta perfectamente al oido y permite que la reproducción de la música sea fiel –incluyendo bajos- y el ambiente se enmudezca. El SCL2K es una excelente manera de introducirse en el segmento superior del audio con aislamiento de ruidos externos. La característica más reseñable del SCL2K es su único microdriver dinámico que le permite ofrecer un rango completo de sonido y bajo resonante. Mayor información en la página Web www.shure.com