Si eres de las personas que les encanta guardar o coleccionar corchos de botellas, hoy en Decoración 2.0 te hacemos una propuesta muy interesante.

Recicla todos los corchos de botellas para realizar esta ingeniosa alfombra. Completamente funcional, puede decorar cualquier rincón de tu hogar.

Si quieres aprender a hacerla, es bastante fácil. Solo tenemos que recopilar todos los tapones de corcho que podamos. Recuerda que deben ser iguales en forma, sino lo son siempre podemos hacernos con algún cúter y realizar los cortes oportunos.

En una tela, de la medida que deseamos que tenga la alfombra, iremos pegando cuidadosamente los corchos. Así de sencillo y con un resultado sumamente atractivo, podemos reciclar tapones de corcho.

El secreto radica en comenzar a pegar los corchos contorneando la base que hemos escogido. Una vez realizado todo el contorno procedemos a adherir los tapones por toda la superficie.

La tela que escojas para pegar los tapones, procura que sea resistente, tipo saco o arpillera. En esta ocasión vemos una forma rectangular pero podemos realizarla en forma redonda  u ovalada.