Si cuentas con una vivienda de pocos metros cuadrados o un estudio con ninguna habitación.. hoy os hablamos sobre esta hermosa propuesta. Un apartamento, con un toque sencillo y muy casero que hará de nuestra estancia un lugar cómodo y característico.

Este acogedor espacio se convierte en la cuna del diseño, contiene todo lo necesario para que cojamos inspiraciónes que sean aplicadas a nuestras decoraciones. Consta de una superficie de casi 34 metros cuadrados, muy bien aprovechados.

En el apartamento podemos encontrar la cocina, el pasillo y el cuarto de baño. El color blanco se hace protagonista del espacio, de esta manera vemos un estilo bastante escandinavo.

El vestíbulo se conecta con la estancia del dormitorio, la cocina y un pequeño y acogedor cuarto de baño. La organización se ha dispuesto en forma de walk-in closet con ayuda de repisas y ganchos.

El encantador dormitorio nos brinda hermosos elementos decorativos, con un estilo bastante tradicional. La cama, los armarios y cómodas son muy originales, ofreciéndonos una sensación acogedora.