Hubo una época en la universidad en la que era una coctelera profesional. Poder asistir a: lanzamientos, inauguraciones, presentaciones, lanzamientos o conmemoraciones organizadas por cualquier entidad o persona que estuviera en la capacidad de convocar, servir, dar de beber y de comer a una cantidad de personas, se convirtió en una de mis especialidades. Si me avergüenzo, pero no tanto, de esa situación porque al final conocí gente interesante –más cocteleros como yo- y experimenté ambientes, círculos y espacios.

Para poder apreciar las cosas es indispensable conocerlas muy bien. La música clásica es un buen ejemplo de cómo el simple hecho de dar la oportunidad a algo que no genera expectativas en uno puede resultar en un nuevo gusto por ese algo. No es fácil habituarse a los sonidos de una orquesta sinfónica, pero posible, y una vez hecho el cambio lo que sigue es experimentar toda la música, que es infinita. Lograr entender el funcionamiento de los espacios pide mucha experiencia en los mismos espacios; reconocer los tipos de ambientes y los objetos que los amueblan requiere ver mucho durante mucho tiempo y seguir observando.

Una feria de decoración y de arquitectura de interiores puede resultar también provechosa de visitar. A mi Brasil me hace mucha gracia, con su gente, su geografía, su arquitectura y su diseño. CASA COR en una evento en el que los mejores decoradores, diseñadores, arquitectos y paisajista del país crean 120 ambientes. Se celebra regularmente entre el 25 de mayo y el 13 de Julio en Sao Paulo. Qué mejor excusa para planear desde ya la primavera. Mayor información en la página Web casa.abril.com.br/casa-cor