En ocasiones debemos buscar y crear espacio de almacenaje extra en cualquier rincón. No es tarea fácil, pero con un poco de ingenio e imaginación se puede llegar a conclusiones, ideas y soluciones como esta que puedes ver en la siguiente imagen:

repisa en escalera

Normalmente el espacio de la escalera queda desaprovechado, por lo que no es una mala idea utilizar parte de ese espacio para crear almacenaje.

Es evidente que esta no es una opción válida para cualquier escalera, es ideal básicamente para escaleras que cuentan con cierta amplitud o anchura. De esta manera, además de un espacio de almacenaje extra se mantiene la comodidad con la que debe contar cualquier zona de paso de una casa.

Adaptar la repisa a los escalones no costará demasiado esfuerzo y, puedes hacerlo tú mismo/a o recurrir a un carpintero.

Al estar la repisa en una zona de paso, se le puede sacar partido colocando en ella elementos que utilizan habitualmente todos los miembros de la familia: zapatos, mochilas, juguetes, bolsos… Aunque se puede apostar también por crear en la escalera una pequeña librería, incluso decorar la repisa con bonitas cestas o cajas en las que se pueden guardar infinidad de cosas, desde ropa de fuera de temporada a elementos que no se utilizan habitualmente, etc.

Una idea sencilla, práctica y que supone una gran ventaja en cuanto a funcionalidad, comodidad y también diseño.

A ti, ¿te gusta esta idea?