Según la tradición judeocristiana en el paraíso había dos árboles perfectos que tenían cada uno un fruto que dotaba a quién consumiera de ellos con un regalo proveniente de dios. El primer árbol, llamado de la vida, daba la capacidad de vivir eternamente y el segundo, árbol del conocimiento y el discernimiento, daba la capacidad de diferenciar entre el bien y el mal; ese era el árbol de la sabiduría. También dice esta historia que dios prohibió a Adán y a Eva, los primero humanos, comer de este árbol, advirtiéndoles que morirían si lo hacían por lo cual comieron tan pronto como pudieron y lograron darse cuenta de que estaban desnudos, conocieron el dolor, el pecado y la muerte.

En honor a la muerte de Adán y de Eva tener un árbol en casa no está de más y la estantería THREE de la casa de diseño Kibardin Design es un verdadero árbol de sabiduría porque a pesar de su tamaño, mediano, tiene una gran capacidad de carga y además, debido a que las medidas de sus espacios son variadas, se pueden guardar en él libros, discos, acetatos, macetas con cáctus, carteras, bolsos, ceniceros, botellas de vodca, ginebra, vino, whisky y marcos fotográficos.

Imagen 10

Está fabricado en madera chapada y los acabados varían entre lacado transparente, negro japonés y rojo cherry. Mide 180 cm x 200 cm x 300 cm y es modular. Su fabricación se hace en la República Checa, de donde tanta sabiduría nos ha llegado. Mayor información en la página Web kibardindesign.com