El estudio Sander Mulder creó estos originales muebles de almacenaje inspirándose en los grandes contenedores que transportan mercacían de un lado a otro del mundo a bordo de barcos (principálmente) o trenes.

Los colores llamativos hacen referencia al mosaico que forman todos los bloques juntos en el puerto esperando a ser cargados o una vez que están en el barco. No van unidos, son tres bloques individuales, y por ellos se pueden colocar de cualquier forma.

Se pueden colocar en cualquier lugar de la casa pero se me ocurre que por su resistencia pueden ser perfectos para trastero, el garaje o para guardar muñecos de los niños.

Tiene puntos de distribución en varios países, pero en la web informan que en caso de no tener ninguno cerca se puede contactar con ellos para que lo envíen a casa.

Más información: Sander Mulder

Vía: Redecorando