Combinar un bonito espejo con soluciones de almacenamiento es una gran idea que puede solucionarnos el problema del espacio a la hora de decorar.

El diseño que aúna estos dos requisitos es Babycake, un diseño de Karim Rashid para la empresa italiana Tonelli. Es un espejo de pared con dos espacios para almacenamiento en los laterales que perfilan la superficie reflectante, de manera que dibuja la forma de un reloj de arena.

Los estantes no son demasiado grandes, pero para guardar pequeños objetos que suelen rodar por la casa sin un lugar fijo. Sus medidas son de 90 x 20 x 180 cm y pesa 88 kg.  Su precio ronda los 1700 €.

Más información: Tonelli

Vía: Furniture Fashion