La tendencia en pisos para cocinas han vuelto a ser las baldosas de linóleo.
Se puede buscar algún otro formato que no sea en baldosas ya que el linóleo hoy en día también se puede adquirir en rollo.

Como se llega a conseguir el linóleo es muy fácil, a través de elementos naturales y una seguida elaboración se obtiene este material ideal para revestir pisos. Las cocinas revestidas con linóleo quedan magnificas y su calidad es fantástica debido a su consistencia tan compacta.

Puede costar mayor trabajo colocarlo en rollo y hasta necesites que algún profesional te brinde su ayuda pero las baldosas de linóleo son muy fáciles de colocar debido a su tamaño y porque traen en su gran mayoría pegamento en la base que ayuda su colocación.

Las grandes ventajas del linóleo es que puedes adquirirlo en el tamaño y forma que se te ocurra y además puedes adquirir el color que quieras. Es un material muy noble, resistente y que brindara calidez a su ambiente.