En general las cocinas cuentan con muebles empotrados en las paredes de la cocina pero una buena idea es diseñar una cocina con muebles independientes y desempotrados de las paredes.

Para crear un ambiente distinto puedes colocar una mesa de madera antigua en vez de una isla en el centro de la cocina o un armario antiguo para almacenar alimentos.

Ideal para crear ambientes modificables es la colocación de mostradores o muebles que puedan retirarse y moverse de un lado hacia el otro sin mayores dificultades.

Te recomendamos que de poder coloques en cada esquina un mueble giratorio debajo de la mesada, esto no solo te brindara practicidad sino que además también te brindará mayor espacio para almacenar el producto o los elementos que necesites depositar.