No todos tenemos espacio suficiente en el jardín (ni tiempo) para tener una barbacoa como Dios manda y disfrutar de vez en cuando de una buena comida a la brasa, pero con los inventos actuales no debemos preocuparnos, no hay problema, podemos tener una parrilla portatil.

barbacoa portátil

Su nombre es Pizzoni y se toda la estructura se encuentra dentro de un maletín que se abre para montar la barbacoa, como unas parrillas altas, e incluso tenemos un pequeño espacio para guardar cacharros. El carbón va guardado en un compartimento diferente para evitar que se derrame.

Se monta y recoge de forma muy sencilla, tal y como podemos ver en los dibujos, siempre y cuando también las conservemos limpia, dato muy importante. En la web podemos ver una animación en la que nos explican paso a paso como se monta.

Más información: Ultimate Grill Style

Vía: Monkeyzen