El joven diseñador industrial Paul Blaise ha creado una original lámpara de mesa para los niños que no piensa sólo en la decoración y la funcionalidad, sino también en los niños, en su diversión y su creatividad. 

Se basa en el concepto de las piezas modulares que se deben ir encajando, el que siempre ha utilizado Lego y que después han adoptado otros juguetes. Este modelo, llamado Bedside Lamp, se compone de una serie de pequeñas lámpara magnéticas de diferentes colores que se unen entre ellas para formar una lámpara más grande. 

La combinación es completamente libre y se deja a la imaginación de cada uno, no sólo niños sino también personas de todas las edades. Fue el proyecto de fin de carrera de este joven londinense y parece que todavía no está comercializado pero seguro que lo estará porque una idea como está no pasará desapercibida. 

Más información: Web Paul Blaise

Vía: Babygadget