Cuando se dispone de espacio en la casa, y en concreto en la cocina, debemos buscar opciones para rellenar los espacios que puedan quedar muertos y hacerlo de la forma más práctica y elegante posible. Una opción es rellenar una pared, o parte de ella, con un botellero. Buscando alternativas para hacerlo hemos encontrado una original formula creada a base de cilindros de acero que sirven como apoyo para cada una de las botellas.

Cada cilindro está separado del otro por una medida concreta y en espacio que queda entre ellos encaja perfectamente una botella de vino de medida estándar, como se puede ver en la imagen.

Lo hemos encontrado como parte de la decoración de una casa modernista y minimalista situada en San Francisco y diseñada por el estudio Lundberg Desing. En ella destaca la combinación entre tres materiales: madera, piedra y acero.

Vía: Contemporist