A la espera de la nueva feria del mueble de Milán podría ser interesante ver como un artista como Bram Boo interpretó el concepto de la silla en la feria del 2009.

Para celebrar la existencia de este objeto de interiorismo, el año pasado, se invitó a veinte diseñadores y artistas  al Oratorio de la Passione de la antigua iglesia de San Ambrosio, en Milán, para que pudieran expresar sus confesiones personales sobre este prototipo de silla. Muy curioso fue ver como estos objetos tan innovadores se mezclaban con los antiguos bancos de la iglesia.

El objetivo de Bram Boo ha sido siempre el de asombrar de forma constante al usuario de sus objetos, intentando focalizarse sobre el tema de la funcionalidad y la flexibilidad, de modo que los objetos se adapten a los espacios y a las necesidades del momento.

Bram Boo presentó su silla “Overdose”, inspirada en la típica representación de los santos con el aureola. En este caso la aureola está simbolizada  mediante una serie de contenedores en madera de diferentes dimensiones, colocados de forma aleatoria en la “cabeza” de la silla. Se trata de un diseño muy sencillo que juega con el contraste de volúmenes lineales.

Otra pieza curiosa es la “Paparazzi Chair”, una sencilla silla de oficina en madera sin barnizar que, como el otro diseño,  está cubierta en los lados y en el respaldo por contenedores de madera que, en este caso, nos recuerdan los temidos objetivos de los paparazzi…listos para disparar! BANG!

Colaboración: Dmaspv