Organizar un escritorio siempre es una tarea difícil. Papeles, archivos, libros, libretas, bolígrafos… y un largo etc de objetos insospechados que pueden aparecer. Con esta sencilla idea podrás tener tu escritorio ordenado y con todo a la vista para el momento en que lo necesites. Materiales:

Materiales:

– Contraventanas venecianas antiguas de madera (las puedes adquirir en un almacén de derribos)
– Pintura plástica del color que prefieras
– Brocha
– Alcayatas
– Hembrillas
– Lija fina
– Martillo

Proceso:

Primeros limpiamos las contraventanas con un poco de agua templada y un jabón neutro que no las estropee. Cuando se hayan secado  pasamos una lija fina para eliminar la suciedad y abrir el poro, de esta manera la pintura quedará mucho mejor.

Cuando hayamos terminado de lijar, podemos empezar a pintar. Comenzamos con una mano de pintura plástica y, cuando se haya secado bien, dale una segunda paca que las cubra del todo.El color dependerá de la decoración de la habitación. Atornillamos por detrás unas hembrillas y clava alcayatas en la pared. Ya solo tienes que colgarlas y empezar a colocar.

Vía: Hogar Total