Acostumbrados como estamos a los muebles con varias funciones, cuando vemos alguna pieza que tiene alguna peculiaridad que se sale de lo común ya le buscamos “los tres pies al gato” como se suele decir. Esperamos a ver la siguiente fotografía para ver como el sillón, la sillá, el armario….. cambia de forma para transformarse en otro objeto.

Eso nos pasó con el sillón Roudale, no se si lo recordáis, y también nos ha pasado con este modelo llamado Bufa Chair. En esta ocasión tampoco hay trampa ni cartón.

Los pliegues de sus laterales han sido creados así adrede por es estudio polaco Mowo para aumentar el confort.  Se apoya sobre unas patas de acero y el sillón está realizado con varias capas de fieltro que le confieren gran resistencia y comodidad.

Más información: Mowo

Vía: Contemporist