Hasta ahora habíamos visto en Decoración 2.0 muchas formas de ahorar espacio en cualquier estancia de la casa, pero este lavabo supera todo lo visto hasta ahora.

Se llama Sink-in-a-Drawer Se trata de un lavabo que “se esconde” en la pared o, dicho de otra forma, un lavabo que se puede guardar y sacar cada vez que queramos gracias a un sistemas de raíles que lo guardan en la pared como si de un cajón se tratase. Cuando no se desee utilizar solamente hay que cerrarlo.

Eso sí, el grifo queda siempre a la vista, incrustado en la pared e inamovible. Habrá que tener cuidado cada vez que lo utilicemos porque si guargamos el lavabo y el grifo queda goteando provocaremos una pequeña inundación en nuestro baño.

No tenemos información sobre su distribuidor y su precio, pero puedes obtener más información en Better Homes & Gardens

Vía: Domokyo