Echando un vistazo por la web me he encontrado con algo realmente interesante en lo que nunca habría pensado y seguro que vosotros tampoco. Se trata de unos calcetines para las patas de las sillas! Sí, calcetines, además con un fiel estilo a los 80 ya que recuperan los típicos modelos de dos rayas o los de rombos.

Además de decorar de una forma especial hará que las sillas no rocen el suelo evitando así la mítica frase: ¡No arrastres las sillas que se ralla el suelo!

Los puedes comprar a través de la web (aunque todavía no se han puesto en venta) o hacerlos tu mismo si tienes manejo con las agujas. Yo creo que mejor los compraré.

Más información: Chris&ruby

Vía: Nerd Approved