El tiempo pasa muy rápido, tan rápido que a veces no nos da tiempo a saborearlo. Cada día que pasa es un día que no vuelve, un día que se ha perdido en el tiempo y si no lo has aprovechado no lo volverás a hacer. A veces este hecho se nos olvida y pasamos la vida esperando que llegue tal o cuál día, el puente que voy a coger vacaciones, el cumpleaños, una fiesta… pero que pasa con el resto de los días? No los vivimos igualmente? igual no como se merecen.

Para mostrarnos de forma gráfica este hecho el diseñador Patrick Frey ha creado este calendario realizado en punto que se va deshaciendo a medida que pasan los días. Así se deshace también nuestro tiempo y una vez descosido no hay forma de volverlo a coser. Así que ya sabéis: día que pasa, día que se va. A aprovechar la vida!


Está disponible a través de la web y su precio es de 49, 90 euros.

Vía: Esprit Design