cojines1

Una forma muy sencilla y muy barata de cambiar el estilo y de dar un nuevo aire a nuestro salón es la de cambiar los cojines.  Si observamos un mismo sofá, pero con diferentes cojines, veremos que cada vez le estamos dando un nuevo aire al sofá y al entorno, ya sean los cojines diferentes o la colocación de los mismos distinta.

Salón actual y colorista

Si quemos dar a nuestro salón un aire más actual y más colorista, entonces deberemos elegir cojines más bien grandes y llamativos.  Alineados unos sobre otros obtenemos un resultado agradable de informalidad.  Si los colores que estamos utilizando son muy intensos, no conviene que combinemos más de tres tonos distintos.

Mezclando los cojines

Para conseguir conjuntos de gran riqueza visual podemos mezclar muchos cojines pequeños y otros cojines de diferentes formas y tamaños.  Aún así, deberemos tener en cuenta que cuando se reúnen cojines muy diferentes y de formas muy diversas, es importante mantener el tono y una cierta unidad de estilo.  Es decir, que podemos usar cojines del mismo color pero con diferentes tamaños, etc…

Crear conjuntos coherentes

Otra idea con resultados verdaderamente sorprendentes es la de crear conjuntos coherentes a través de composiciones creadas aparentemente al azar.  En estas composiciones, los cojines parecen colocados al azar, pero sin embargo en conjunto forman dibujos coherentes.  Y ese, precisamente, es el gran secreto de la naturalidad: que la mezcla de colores, formas y tamaños, y su colocación, logren un todo equilibrado.

cojiners2

También debemos tener en cuenta que nuestros ojos perciben primero los tonos más luminosos; de esta forma, los cojines destacan más sobre sofás de tonos oscuros.  Si la combinación es la contrario, cojines oscuros sobre un sofá claro, los cojines destacarán menos.