Las obras de Javier Mariscal siempre se han caracterizado por una mirada fresca, llena de colores y de forma originales, captando los aspectos más divertidos de la vida. Esa tendencia se refleja en la línea de “Los muebles amorosos”.

Los colores, las líneas difusas y curvas se fusionan con un tradicional sillón de orejeras pero, eso sí, con un diseño asimétrico y desenfadado, seña de identidad del artista español.

La elección de uno modelo u otro dependerá de la “osadía” del comprador: el modelo en blanco y negro es más sofisticado y elegante, y el modelo en color supone un desafío a la hora de combinar con el resto del hogar.

La base está creada con un cuadro de acero y los pies son de haya natural atornilladas al cuadro. El asiento está creado en espuma de poliuretano de diferentes densidades, muy resistente, y con un relleno de fibras.

Más información: Javier Mariscal

Vía: Freshome