Si tienes un pequeño negocio o taller en casa quizás estas sugerencia sean de gran utilidad.  El color es transmisor de emociones, por ello inspirará a nuestras oficina.


Es importante seleccionar un color adecuado, piensa en qué tipo de negocio es el que posees y busca los colores que más se ajusten a tus necesidades. Recuerda que según el color del que pintemos transmitirá relajación, tranquilidad, alegría, concentración… etc.

No tienes por qué buscar colores variados, siempre puedes mantener la decoración de tu oficina de un estilo monocromático, por ejemplo en blanco.

Pero si quieres añadir alegría a la estancia prueba con colores vibrantes en pequeños objetos y artículos. Aunque siempre has de recordar que el secreto se encuentra en buscar una armonía de colores. De esta forma combinando colores fuertes y colores neutros creará buena energía en la oficina.

Igualmente podemos pintar la oficina en dos o más colores. Piensa en colores que contrasten, brinden un toque atractivo y elegante.

Añadiremos mucho color buscando detalles en diversos colores, siempre que contrasten en la oficina. Si te gusta el papel pintado puedes añadirlo en un trozo de pared o tapizando algún mueble.