Cómo proteger tu garaje de robos: No olvides esta entrada a tu hogar

Además del coche, el garaje almacena una serie de objetos de valor que merecen ser resguardados. Por fortuna, en la actualidad existen diferentes métodos y consejos prácticos para disfrutar de tranquilidad total, sabiendo que nuestras pertenencias están a buen recaudo.

Gracias a una empresa de Barcelona, cerrajería Barnacopy, hemos redactado esta lista con las mejores opciones para ampliar el nivel de seguridad de este importantes espacio y evitar robos.

Medidas preventivas que hacen del garaje un lugar más seguro

Desde herramientas y equipos, hasta maquinarias y cualquier cantidad de productos, acompañan a los coches dentro del garaje. Tomando en cuenta el valor de su contenido, estar tranquilos depende de la puesta en marcha de acciones o métodos que minimicen el riesgo de acceso de terceros.

El primer paso es asegurar puertas y ventanas. Aunque suene redundante, el consejo clave para evitar convertirnos en blanco de los ladrones es evitar que los mismos conozcan el contenido del lugar.

En este sentido, conviene la instalación de persianas o vinilos. Estos elementos no sólo bloquean la visibilidad a los extraños, sino que protegen las pertenencias del deterioro que generan los rayos UV.

Cuidado con las cerraduras

Aunque algunos usuarios se decantan por la idea de colocar barras en las ventanas y puertas que dificulten el acceso, los especialistas en seguridad recomiendan instalar cerraduras de pestillo y reforzar las bisagras. Acudir a una cerrajería de confianza nos ahorrará muchos quebraderos de cabeza.

Después de comparar muchas opciones, nos quedamos con la que espera en la C/ de Provença, 190, 08036 Barcelona, una empresa comprometida con la satisfacción de los clientes y que asume la responsabilidad de brindar atención 100% personalizada.

Entre las recomendaciones que ofrecen sus expertos se encuentra el uso de tornillos de tres pulgadas para asegurar las puertas, ya que alcanzan una mayor penetración en el marco respecto a la medida estándar.  

Otra medida infalible es el uso de puertas blindadas, sobre todo, en hogares donde es mínimo el tráfico de autos.

Buena iluminación

Estar atentos a cualquier movimiento extraño es más sencillo cuando la zona adyacente al garaje se encuentra bien iluminada. Es por ello que merece la pena invertir en un detector de presencia que active las luces de manera automática una vez que advierta el paso de las personas a escasos metros de distancia.

La oscuridad y la deficiencia de la luminosidad son los escenarios perfectos para que los ladrones ejecuten su obra sin demasiadas complicaciones. 

También te puede interesar:
Cómo controlar tu casa cuando no estás

Cámaras de vigilancia

Aunque suele ser la solución más efectiva en parking comunitarios, si el presupuesto lo permite, dotar el garaje de un sistema de vigilancia en vivo supone la tranquilidad de monitorear el perímetro, además de identificar a los ladrones en caso de que se complete el delito.

Los sistemas más avanzados garantizan calidad de imagen y visión nocturna, asimismo, detectan el movimiento y las cámaras alcanzan un giro angular de 360°.

Aprovechar las ventajas de la tecnología

Aunque las alarmas tradicionales se mantienen como alternativa para incrementar el nivel de seguridad de los garajes privados, los avances tecnológicos en el sector nos permiten disfrutar de opciones más avanzadas, por ejemplo, alarmas sin electricidad.

Debido a que integran su propio generador, esta es la solución ideal cuando no disponemos de tendido eléctrico en lugar.

Otro método que despierta la atención dentro de la categoría antirrobos es la alarma móvil. Hablamos de los dispositivos que se instalan en los vehículos y los mantienen enlazados con la central del proveedor, de esta manera, garantizan la protección continua.

Si de tecnología de protección de gama alta se trata, no pueden faltar en la lista los identificadores de matrículas y los localizadores de vehículos. Los primeros corresponden a un sistema de registro, mientras que los segundos, se valen de la geolocalización para mostrar la trayectoria de los coches en tiempo real.

Recomendaciones finales

De acuerdo a los reportes policiales, cerca del 40% de los robos a garajes son consecuencia del descuido de los usuarios y de la falta de normas de seguridad adecuadas.

Un factor de riesgo claro son los transmisores automáticos que dan apertura a las puertas. Esto se debe a que, por lo general, incluyen un cordón de emergencia que permiten abrir la puerta de forma manual en caso de deterioro o fallas en el funcionamiento del sistema.

De esta manera, basta con un poco de agilidad de los ladrones para tirar del cable y salirse cometer su fechoría sin mayor dificultad. 

Precaución y sentido común

El uso de abridores remotos es otra recomendación clave. Antes de pulsar el botón, resulta elemental verificar que no hay extraños en las adyacencias.     Asimismo, es necesario cerrar bien el vehículo y no dejar las llaves y el abre-puertas en el garaje bajo ninguna circunstancia, pues ante un posible acceso, son menores las probabilidades de que los ladrones se lleven el coche.

Últimos artículos

Scroll al inicio