¡Quedan poquitos días de calor! Y hay que aprovechar.

Cuando los termómetros suben y las temperaturas se elevan, nuestro cuerpo sufre debido al calor; el aire acondicionado, en muchas ocasiones, será un enemigo para el asma y cualquier afección pulmonar, para la garganta y los resfriados, asimismo no debemos pensar solo en él como único medio para mantener a raya esas temperaturas.

josefina_ventana_fs


Podemos aplicar sencillas medidas naturales con las que lograremos enfriar el ambiente. El cemento, los  vehículos y el revestimiento de ladrillo de las calles se calientan enormemente por los rayos solares; esto convierte el ambiente urbano en un gran horno, del cual solo podemos escapar con el aire acondicionado de las oficinas, centros comerciales o en los coches.

Nuestro hogar no tiene por qué convertirse en un lugar caluroso o almenos tanto, podemos bajar las temperaturas de nuestra vivienda utilizando láminas adhesivas translúcidas en los cristales o incluso colocar cintas adhesivas en las juntas de las ventas. El vidrio normal permite pasar al interior de nuestra vivienda un 95% de la energía solar, pero cubierto con una lámina dejará pasar menos de una tercera parte de irradiación.

0719windowadhesive
Proteger las ventanas, aislar las fachadas, aprovechar la vegetación, mantener a raya las fuentes de calor… son sencillos y pequeños trucos que pueden ayudarnos a mantener una temperatura agradable en la vivienda, incluso los días de más calor.

Abrir las ventanas y ventilar un poco nuestra vivienda a primera hora de la mañana refrescará todo el ambiente. Igualmente si vivimos en un lugar húmedo no será necesario cerrarlas ya que podemos dejarlas abiertas todo el día.

En lugares secos es conveniente cerrar las ventas, después de ventilar a primera hora, incluso deberíamos bajar las persianas; esto mantendrá fresca la casa. Otro pequeño truco es bajar el toldo, si disponemos del mismo.

Las sábanas de algodón nos ayudarán a dormir mejor; al evitar las luces o muchos electrodomésticos encendidos durante el día, evitaremos además el que desprendan más calor.

El último “truqui” será regar el patio, si lo tenemos, a última hora del día y verás cómo se agradece.

niño+con+manguera