El diseñador Carlo Colombo ha querido dar una vuelta de hoja a las bañeras tradicionales y para la empresa Antonio Lupi creado una que rompe con el concepto conocido hasta ahora. Su nombre es Cuna y tiene la forma de un gran sillón o trono, con un respaldo que permite dos posiciones: recostados o sentados. Está pensado para tomar un baño relajado, aunque creo que la parte del tronco estará más fría que las extremidades inferiores.

Está inspirado en los tronos clásicos pero dándoles un aire contemporáneo, y su forma destaca una peculiaridad más y es que la base es rectangular, pero los lados superiores son curvos. De esta forma rompe una vez más con las normas estéticas y geométricas.

Busca la comodidad como mayor virtud y por eso, a su diseño, ha añadido un material con una características concretas. Se llama Cristalplant y es una nueva composición de materiales super dura, ultra-resistente y muy suave al tacto.

Más información:  Carlo Colombo

Vía: 3ring