Aunque no lo parezca, el objeto que vemos en la imagen es un lavabo. Podemos adivinarlos por el entorno en el que se  encuentra, el grifo superior anclado a la pared, y la forma redondeada de la figura. Se trata de un nuevo modelo de la empresa Stroehmann (especialista en trabajos de esculpido sobre piedra) que está coronado por una placa con dibujos recortados.

El resultado es bastante elegante, recuerda a una sugerente y delicada pieza de moda francesa. Bajo la pieza sigue teniendo el seno donde cae el agua, pero lo que nosotros vemos es la parte superior, que además se combina con un pared de grifo con acabado antiguo.

Más información: Strohemann

Vía: Trendir