Apostar por crear en cualquier espacio un punto de interés a la hora de decorar, un punto de atracción visual es una buena opción. Una opción que ayuda a romper la monotoníay contribuye a dar lugar a una decoración más interesante y dinámica.

Crear un punto de interés visual es posible de muchas maneras y a través de infinidad de elementos: a través de los colores,  adornos o elementos decorativos poco comunes u originales, a través de algún mueble de estilo diferente al elegido para la decoración del espacio, introduciendo elementos naturales, con luces, combinando texturas, etc.

A continuación puedes ver algunos ejemplos que muestran diferentes puntos de atracción visual creados a través de diferentes elementos:

sofá amarillo

En este caso ese punto de interés ha sido creado a través del color. Inevitablemente, el llamativo color amarillo del sofá, en medio de una decoración totalmente dominada por el blanco y el negro, obliga a dirigir la vista hacia él.

vajilla en la pared

Sacar un elemento de su lugar o estancia habitual y otorgarle otra función completamente diferente en la decoración, es otra forma de crear un atractivo visual. Un buen ejemplo de ello es el detalle decorativo de la pared que ha sido creado con una vajilla.

madera y metal

Crear contrastes combinando diferentes materiales, como por ejemplo el metal y la madera, puede ser otra manera muy original de crear un atractivo visual.

Son muchas las maneras de lograr ese foco de interés visual, de otorgar mayor importancia a una determinada zona o a un determinado objeto… Sólo es cuestión de elegir la forma más adecuada a cada espacio.