Cuando digo feliz me refiero a estar sana física y mentalmente. Si resentimientos contra nada ni con nadie y, en las medidas de mis capacidades, con los huesos fuertes, los músculos tonificados, la piel hidratada y el pelo bien teñido. Esto que digo no es simplemente un sueño o un deseo fácil, es un propósito, un objetivo, y lo voy a conseguir, se verá. Y que quede claro que no estoy planeando inyectarme sustancias paralizantes en la frente, ni meterme en un quirófano para que me tensen el abdomen, la papada o me saquen la grasa acumulada en las caderas. Quiero ser yo misma pero bien cuidada y no solo con cremitas sino con acción y amor.

Yo llevo mis sentimientos al día, no tengo odios ni arrepentimientos, desde hace tiempo ya que comprendí que perdonar es lo justo y que equivocarse es de humanos y por eso vivo mi vida tranquila y responsablemente. Me tomo mis suplementos vitamínicos, calcio y tengo una dieta balanceada, con proteínas, carbohidratos, vegetales y frutas en sus justa medida; no aguanto hambre ni peco de excesos –sin hacer mención sobre el chocolate y los helados. Hago ejercicio, corro, práctico yoga, nado cada vez que puedo, hago estiramientos en las mañanas y quiero a mi esposo lo más posible. Me pongo crema hidratante corporal, protector solar, nutritiva en las noches y tomo mucho agua. Cuando sea vieja quiero ser feliz tal y como lo soy ahora, me faltó aclarar.

Imagen 3

Una máquina de ejercicios como la Elíptica Orbit control 19 que tiene una pantalla  LCD de color retroiluminada es el regalo perfecto para mi familia y para mi. La pantalla indica el tiempo, la distancia, la velocidad, el consumo de energía, el ritmo cardiaco  y tiene 18 programas de velocidades. Los modos de entrenamiento son: inicio rápido, manual, vatios constantes, ritmo cardiaco constante, 12 programas predefinidos, y 1 programa de usuario, limite máximo de ritmo cardiaco. Mayor información en la página Web www.gymcompany.es