cubreradiador

A pesar de que cada vez es más frecuente encontrar radiadores en el mercado con diseños más cuidados y con una estética renovada y fácilmente adaptable, lo cierto es que aún así, en muchas ocasiones el radiador influye de manera negativa a nivel estético en la decoración. Sin embargo, también en muchas ocasiones se hace necesaria su presencia, por lo que prescindir del radiador no es una posibilidad a contemplar. Si tienes un radiador en casa, no te vamos a proponer que prescindas de él para mejorar la decoración, lo que hoy te proponemos es que le saques el máximo partido a tu radiador integrándolo en la decoración, logrando que se convierta en un elemento decorativo más.

La mejor manera de ”ocultar” tu radiador es introduciendo en la decoración un cubreradiadores. En el mercado encontrarás infinidad de modelos que se adaptan a todos los estilos y necesidades decorativas; claro que, si no encuentras uno que se ajuste a tus gustos o decoración, siempre puedes optar por hacer uno tú mismo/a -si eres un/a manitas- o solicitar uno a medida a un profesional.

Sea cual sea tu elección, nuestra propuesta es que le saques el máximo partido haciendo que tu cubreradiador se convierta en una funcional o simplemente decorativa.

Por otro lado, apostar por un cubreradiadores ofrece grandes ventajas: si hay niños en casa evitará posibles quemaduras, si hay objetos cerca evitará posibles accidentes, etc.

  • María

    ¿Donde se puede adquirir este cubreradiador?

  • Pingback: Bitacoras.com()