Hay escaleras con un cubo totalmente cerrado, mientras que otras son abiertas y comparten pared con la estancia, sala o cualquier otra habitación del hogar.

Este tipo de disposición de las escaleras se puede aprovechar para extender la pintura decorativa a varias áreas, generando un ambiente uniforme.

Como ya mencionamos con anterioridad, muchos diseños y acabados dependen de la misma altura que las escaleras posean, por eso es de vital importancia saber visualizar lo que se planea crear y saber si es conveniente o no.

Las líneas y figuras geométricas pueden aplicarse tanto en ambientes clásicos como modernos, ya el efecto resultante dependerá de los colores, el grosor y los adornos complementarios.

En cuanto al color, te recomendamos el beige por ser fácil de combinar y ser un tono neutro que queda bien caso con cualquier otro, especialmente el blanco.

El resto de las tonalidades neutras también son buena compañía, expreso, por que generan ambientes pasivos y elegantes, que en el caso de tener una escalera con rayas esto es logrado.

Compartir