Nos encanta Halloween y, como a muchos de vosotros, descubrir nuevas ideas y ponerlas en práctica. Si eres de los que les encanta añadir algunas calabazas, a tu decoración de la noche de brujas, hoy te proponemos convertirlas en pequeños monstruos.

Colocar un hermoso conjunto de calabazas a la entrada de tu hogar, en las escaleras, el jardín o la ventana serán los detalles perfectos para un gran atractivo visual.  En esta ocasión os presentamos una buena idea que seguro te sirve de inspiración.

Deja volar tu imaginación, además de tallar la cara a las calabazas podemos transformarlas en divertidos y terroríficos monstruos. Vemos en la imagen un temible pirata, una simpática momia, una bruja malísima y un gracioso murciélago…

Podemos recurrir a retazos de tela, cartulina, algunos objetos, papel higiénico o vendas, pequeñas escobas y todo lo que creas oportuno para pintar, decorar y vestir a nuestras calabazas con las prendas de monstruos conocidos. Por último incluye una vela y enciéndela.